Don Bolo - El Principio del Fin - Sesiones al Parque
18046
post-template-default,single,single-post,postid-18046,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Don Bolo – El Principio del Fin

Don Bolo presenta su primer álbum de estudio «El Principio del Fin», una producción que recopila diez temas de puro Criminal Punk Jazz.  El álbum es un registro sonoro creado desde la espontaneidad de sus integrantes, desde una intuición inventiva, y desde una singular originalidad en la mezcla de los recursos estilísticos.  Se proponen argumentos para ser escuchados tal como se presentan, e investigados para arribar a una verdad colectiva.  Se rebasa la incomodidad individual hasta un punto de encuentro que desvanece las diferencias particulares de sus integrantes. Se expone una energía sonora que empuja hacia delante, que revela fuerza y rigurosidad, y al mismo tiempo logra desahogar la ira reprimida; efecto de lidiar con la locura de un entorno al que le falta recuperar su propia autenticidad. El primer disco de Don Bolo no suena dos veces igual, la constancia rítmica se mantiene aún en presencia de ornamentos que diferencian las partes.  Las canciones toman lugar desde el juego del bajo con la batería, acompañado por efectos, sintetizadores y arreglos de vientos. Diferentes ambientes son testigos de esta producción: la oscuridad, el humor circense, los espacios de reflexión.

“El principio del fin” trae un sonido particular que en ocasiones se asemeja al de un videojuego o a una película de acción. Se crea desde un sentido cercano a lo burlesco, paradójico –de “estar a favor de los que están en contra, y en contra de los que están a favor”–.  Arte para hacer pensar desde y con el cuerpo, que se refleja en un alivio existencial a través de “la bronca”, “las sustancias”, el baile y el sexo.  Don Bolo se ha autodenominado “Anarkolectivo” por lo incluyente, por su humor sarcástico al momento de sus presentaciones en vivo, en las que se expresa e irradia la libertad adquirida a través del arte –particularmente la música.

Se nota la búsqueda de “esa particularidad” que todavía no existía, en contraste con el “mainstream” y hasta con el mismo “underground”, por incluir elementos de ambos y a la vez no encajar en ninguno de los dos; así como “lo mestizo” en las culturas latinoamericanas. Se toma el riesgo en una total expresión artística, que busca diferenciarse por “descomplacer” al receptor. Este registro sonoro se añeja en los lugares públicos del Ecuador, desde parques, plazas, escuelas, y en la calle.  El sonido llega a acoplarse con lo común de la gente, evitando la burocracia y logísitica innecesaria que se produce en la curaduría de festivales del medio,  las ganancias innecesarias, y la disponibilidad escasa de lugares donde se genera música en vivo como bares y restaurantes. 

Brota una propuesta musical que excede los límites de las fronteras y las costumbres, en la que se demuestra la “relatividad” del conocimiento musical que se inculca en los conservatorios; evidenciando que las ideas y significado no surgen solamente de los ritmos metronomisados –complejos muertos–, ni solo de la teoría e imposición de ideas sofisticadas.   Es puro sabor nacional original, salido desde las entrañas con la mínima preocupación del “qué dirán”, con simplicidad y sencillez de las formas más expresivas que el arte propone.

“El Principio del Fin” fue producido por Don Bolo, producción de saxofones por Victor Andrade (Niñosaurios) y Toño Cepeda (Biorn Borg). Grabado por Carlos Bohorquez en Ermitaño Records. Mezclado por Emilio Montenegro en BlowJob Records. Master por Carl Saff en Saff Mastering.

Arte por Alejandro Pozo (Circus).

Diseño por Joins Back.

Don Bolo es:

Luis Alberto Sigüenza – Saxofones

José Hernández – Batería

Emilio Montenegro – Bajo

Tania Cortés – Teclados y Sintetizadores

Esta es la vida que te espera

Mucho espacio, se incorporan elementos del dub y un Drop cabezeable así como ritmos latinos en 6/8.

El Espiral

La mayoría del tema nace en la calle, en un espacio público situado al lado del centro comercial quiteño con el mismo nombre. Un ‘beat’ sencillo y repetitivo que evoluciona a lo largo del tema.

Tutitutata

Ritmos compuestos que si te animas a bailarlo, te podrías caer.  Coros cabezeables y bailables.

Paseo San Roque

Tema funky, con su nombre refiriéndose a un centro comercial acomodado, pero con el nombre de un barrio popular de Quito.  Con un solo de Dj Dacel en las tornamesas.

La Tía

Una batería similar a las del Rey del Pop y en el coro un ritmo en base al movimiento de cabeza que harían las tías del Ecuador en una fiesta familiar.

La Isla (Del Tesoro)

Melodías pegajosas y bailables en un ritmo funky, se asemeja a un sonido plástico de “barbie”. 

H

En sensación de Rap con toques de puño grosero.

MMV

Puro punk al puro sabor de Don Bolo.

Canchis – Canchis

Expresión irreverente y jocosa de interpretaciones múltiples . Efectos que abren la puerta a la continuación del camino de Don Bolo.

Mombatrón

Tema de cierre del disco y sugestivo acerca de lo que se viene; ¿terminó la canción o solo se anuncia un comienzo más fuerte?

 

Escucha El Principio del Fin aquí:


Sin comentarios

Publicar un comentario